Queridos amigos, ya está acabando este terrible año que ha trastornado nuestra vida y causado  dolor a muchas familias. Quiero enviaros un mensaje de optimismo, espero que la próxima vacunación nos devolverá la seguridad que necesitamos para rehacer nuestras vidas como solíamos.

Este año que acaba ha supuesto para AEDA una interrupción brusca de las actividades que teníamos programadas y a las que la Directiva había dedicado mucho trabajo e ilusión; prácticamente las actividades presenciales se han reducido al mínimo, cuando no interrumpidas totalmente.

Pero no hay mal que por bien no venga, nos hemos volcado en conducir nuestras actividades presenciales hacia el campo virtual, hemos diseñado una nueva página Web, moderna y comunicativa que está funcionando muy bien; como las clases presenciales en nuestras aulas se han adaptado a las nuevas normas de seguridad marcadas por las autoridades (lo que supone en la práctica que el nº de clases se ha reducido al 10%), hemos diseñado unas clases virtuales impartidas telemáticamente que están teniendo mucho éxito. Asimismo, se ha creado la sala de “exposiciones virtuales”, a la que hemos denominado “Vicente Lezama” rindiendohomenaje a nuestro querido profesor que nos abandonó este año, en la que nuestros socios, individual o colectivamente, pueden mostrar su arte.

Para reducir el impacto económico que la reducción de las actividades normales de AEDA tiene en nuestros ingresos se han puesto en marcha algunas iniciativas (como la “subasta virtual”, la edición de un libro sobre perspectiva cónica aplicada a la pintura artística y otras) a beneficio de AEDA. Ello, unido a una significativa reducción de gastos corrientes y a la generosidad mostrada por vosotros, ha conducido a  salvar este maldito año sin números rojos. Enhorabuena a todos, habéis demostrado vuestra solidaridad y amor por nuestra asociación.

No quiero olvidarme de dos colectivos que siempre dan un paso al frente para ayudar a AEDA: a los profesores que siguen impartiendo sus clases (presenciales y virtuales) sin contraprestación alguna y a los alumnos que se apuntan a ellas. Muchas gracias, sin duda sois el motor de AEDA.

También quiero destacar al magnífico equipo que forman mis compañeros de la Junta Directiva,que han demostrado estar a la altura de las circunstancias y puesto su interés y conocimientos a la tarea de salvar a AEDA del previsible desastre económico. Sin duda, el peso del trabajo lo están llevando quienes se dedican a diseñar y gestionar todas las actividades virtuales; gracias Pedro, Vicente y Araceli.

Os deseo a todos una feliz Navidad y que el próximo año sea mejor que este 2020.

¡Un paso atrás ni para coger impulso!

Un fuerte abrazo y muchas gracias

Madrid 8-12-2020

Manuel Alpañés, presidente

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *