El pasado sábado 15 de mayo, San Isidro, con nuestros bártulos de pintar acuarela y nuestra ilusión por disfrutar al aire libre en buena compañía, pasamos una magnífica mañana aprovechando los bellos y variados paisajes que El Retiro nos ofrece. Una temperatura ideal, un ambiente agradable de plena primavera y muchísimos madrileños paseando nos acompañaron durante nuestro intento de plasmarlo en el papel con más o menos acierto; pero al fin y al cabo, disfrutando, que es lo que importa. Pero lo mejor viene al final de la mañana, lo que llamamos “el segundo tiempo”. Es el momento de compartir unas cervecitas, unos vinos y unas patatas fritas con una charla amena y divertida, hasta que alguien nos recuerda que tenemos una comida en casa esperándonos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *